La Unión Europea da un nuevo paso hacia su objetivo de neutralidad climática para 2050 con la propuesta de la Comisión Europea sobre el marco de certificación de las absorciones de carbono. La propuesta de la Comisión establece un marco voluntario para certificar el almacenamiento de carbono biogénico y atmosférico, abarcando tres tipos de actividades de absorción de carbono: la captura de carbono en suelos agrícolas, almacenamiento permanente de carbono y almacenamiento duradero de carbono en productos y materiales.

 

La Comisión Europea considera este marco de certificaciones como una herramienta esencial para alcanzar la neutralidad climática, promoviendo el despliegue e inversión en tecnologías e iniciativas de absorción de carbono. Bajo esta certificación, los proyectos de absorción serán sometidos a criterios de calidad y auditorías independientes para garantizar la autenticidad, durabilidad y control de las eliminaciones de carbono, y supondrá un paso fundamental para afrontar la urgencia del cambio climático, reconociendo que la reducción de emisiones debe complementarse con la eliminación activa de carbono.

En este sentido, el Parlamento Europeo ha adoptado una posición destacada, reconociendo la necesidad de incrementar las actividades de absorción de carbono y proteger los sumideros naturales. Con 448 votos a favor, 65 en contra y 114 abstenciones, los eurodiputados respaldaron la creación de un sistema que mejore la capacidad de la UE para cuantificar, controlar y verificar las absorciones de carbono, generando confianza y contrarrestando el «lavado verde».

La necesidad de un marco de certificación se ha destacado en resoluciones anteriores del Parlamento, especialmente en el contexto del Pacto Verde Europeo y el Reglamento sobre el uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura. La propuesta también responde a la Resolución de 2021 sobre el Plan de Acción para la Economía Circular y la Resolución de abril de 2023 sobre los ciclos de carbono sostenibles, y se alinea con la ambición de la UE de convertirse en el primer continente climáticamente neutro para 2050.

Para lograr este objetivo, la UE busca reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y aumentar la eliminación de carbono de la atmósfera, utilizando tecnologías innovadoras y soluciones sostenibles. En este sentido, la certificación de absorciones de carbono se presenta como una herramienta esencial en este camino, atrayendo inversiones privadas en proyectos de eliminación de carbono.

El siguiente paso implica negociaciones entre el Parlamento y los Estados miembros de la UE, marcando una fase crucial en el camino hacia un futuro climáticamente sostenible. Esta legislación responde a las expectativas ciudadanas sobre el cambio climático y refleja la necesidad de una certificación basada en una contabilidad del carbono robusta y transparente, según lo expresado en la Conferencia sobre el Futuro de Europa.

 

Para más información puedes consultar las siguientes noticias:
Carbon removals: Parliament wants EU certification scheme to boost uptake
European Green Deal: Commission proposes certification of carbon removals to help reach net zero emissions
Pacto Verde Europeo: La Comisión propone la certificación de las eliminaciones de CO₂ para ayudar a alcanzar las cero emisiones netas

[Nota: Este comunicado está basado en información proporcionada por fuentes oficiales de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.]